Nieve en Barcelona

Nieve en Barcelona

No es inusual disfrutar la estampa de Barcelona bajo un fino manto  de nieve. De hecho, desde 1999 el blanco elemento no ha fallado a su cita con la Ciudad Condal, con dos únicas excepciones: los inviernos de los años 2002 y 2007.

Según los datos que maneja el Observatorio Fabra, ubicado en la montaña del Tibidabo a 412 metros de altitud, en  los últimos trece años ha habido 34 días en los que ha nevado sobre la capital catalana, a veces en noviembre, otras en marzo, pero la nieve no ha faltado.

La última gran nevada de Barcelona que se recuerda ocurrió en marzo de 2011, ¡cómo olvidarla! La ciudad entera se colapsó y miles de ciudadanos se quedaron atrapados en sus vehículos. Hubo cortes de luz, embotellamientos, resbalones en las calles y un sinfín de incomodidades que provocaron una avalancha de  críticas contra las autoridades por la falta de previsión. Cualquier cosa menos una imagen idílica de una ciudad nevada.

Así que acabemos con el mito de que en Barcelona nunca nieva, que es un fenómeno puntual y muy infrecuente, porque es algo absolutamente falso.

Lo que sí ha llegado a la Ciudad Condal, aunque tarde, es el frío polar que afecta sobre todo a los que trabajan o viven en la calle. Por ese motivo, el Ayuntamiento de Barcelona ha puesto en marcha la operación frío cuyo objetivo es peinar las calles de la ciudad en busca de personas sin techo que suelen pernoctar en la calle, informarles de  los riesgos de dormir en la calle con una previsión meteorológica tan adversa e informarles de la red de equipamientos municipales que permanencerán abiertos por si desean guarecerse.

Esperemos que esta iniciativa sirva para aliviar las penas de estas personas e incluso salvar la vida de algunas de ellas.

---

Buscar hoteles

Fecha de llegada

calendar

Fecha de salida

calendar
Twitter

Audioguia de Barcelona

Audioguia de Barcelona

Artículos recomendados

Twitter